Atrapada

​Tengo la impresión de que vivo enjaulada y sueño con ser libre; y siento que es algo tan posible como real. 

Cuanto más esfuerzo hago en salir de la “jaula” que me oprime, más estrecha se hace, hasta tal punto que temo quedarme sin espacio, tan oprimida que no podré ni moverme, ni intentarlo, ni luchar.

Todo esto que me atrapa son sobre todo mis inseguridades, mis complejos. Cuanto más los alejo y más los consigo ignorar, con más fuerza vuelven, desquebrajandome y cortando mis alas de cuajo; debilitandome.

Por otro lado, están las dudas. Esas dudas internas, que no dices, por miedo a la respuesta; pero que a la vez te comen por dentro. Hasta que, cuando por fin resuelves unas, vienen otras, y cada vez estás peor, más débil.

La verdad es que, aunque estas cosas me acompañen, tengo la suerte de haber aprendido a afrontarlas de tal manera de que soy feliz, no soy libre pero sí feliz.

¿QUE CAMBIARÍA ?

 ¿Porque tiene que ser el? Si nunca le veo nunca hablo con el, nunca me cruzo con el y aunque a veces te saque sonrisas pero no siempre ¿sigue siendo el? Porque después de ser amigos tanto tiempo a pasado de eso a ser el, una persona en la que estas pensando día y noche hora tras hora, pero antes de darte cuenta era otro amigo más.¿Porque las cosas pasan de un día para otro sin dar ninguna explicación? A veces no nos damos cuenta de lo que tenemos al lado, hasta que pasan cosas que nunca pensaste que pasarían, como por ejemplo ¿quien sabe si algún día te encuentras con alguien en un ascensor pero por el simple hecho de que estés con el movil no te das cuenta? Y esa oportunidad de conocer a una persona se termina.

Que estés con los auriculares y que alguien te salude alguien que hace mucho que no ves pero no te das cuenta.

Esta vida esta llena de casualidades que perdemos o simplemente que no pasan, puede s er verdad que estando en el mismo pueblo no ver a una persona o que aunque todos los días te cruces con la misma, no sepas que es el. 

Hay muchas preguntas en este mundo pero la respuesta esta en ti, nadie tiene las respuestas de las preguntas que muchos nos hacemos o que simplemente nos replanteamos.  

¿Solo tienes que pensar y si (no) hiciese ? ¿Si no usase el movil en el ascensor? ¿Si en vez de ir con cascos iría escuchando el ruido de los coches y de la gente que pasa por al lado tuyo? ¿Y si quiero hablar con el le hablase? 

La pregunta que quiero que te plantes es ¿QUE CAMBIARÍA ? 

Ideales

Idealizamos el mundo, siempre, es una mala manía que tenemos. Por eso, aunque muchas veces los sueños sean una vía de escape, también es una forma de desear cosas cada vez más inalcanzables.Cada noche cierras los ojos y te imaginas lo genial que puede ser el día de mañana, esperemos que mejor que el de hoy porque ha sido otra decepción. Otro más que no ha estado a la altura. Obviamente, nada es perfecto más allá de tus pensamientos. Todo parece genial hasta que te chocas contra la realidad.

Y esa es la mala manía que tenemos, buscar la perfección que no existe, intentar vivir en los sueños.

Me gusta creer.

​Me gusta creer en la magia, aunque siempre haya un truco detrás; porque si dejase de creer desaparecería para mí. 

Me gusta creer en la suerte, aunque sea aleatoria y nada la controle; porque si no perdería la esperanza.

Me gusta creer en el karma, aunque el malo muchas veces salga airoso; porque siento que ser buena me recompensará.

Me gusta creer en el destino, aunque no se haya demostrado su existencia; porque si no la vida perdería el poco sentido que le queda.

Me gusta creer en la felicidad, aunque a veces parezca que ni exista; porque así tengo algo por lo que luchar.

Me gusta creer, aunque a veces sea una ilusa; porque sí.

Estética 

​Estamos acostumbrados a ver a chicos y a chicas y a identificarlos como tal.

Estamos acostumbrados a poner a las chicas el color rosa y a los chicos el azul.

Estamos acostumbrados a regalar a las chicas carritos y a los chicos coches.

Estamos acostumbrados a vestir diferente para identificarse con el sexo que corresponde a cada uno.

Y el problema de todo esto es que cuando vemos que algo a cambiado o que simplemente hay alguien que no respeta las reglas que la sociedad nos a impuesto estamos acostumbrados a criticar. 

Hay gente que no esta a gusto con su cuerpo no porque sea gord@ o muy delgad@ simplemente porque no quiere ser del sexo que le ha “tocado”. 

También es verdad que la sociedad poco a poco está cambiado, pero le está costando mucho porque lo único que hacemos es criticar por no ser como los demás por ser diferente a los demás. 

Si es chica y viste como un chico ya es “marichico” si un chico se junta con chicas ya es “maricon”  

Personalmente pienso que aunque esto este cambiado poco a poco deberíamos hacer mas para cambiarlo y no criticar solo porque son diferentes a los demás.

Un año más 

​Parece mentira que hayan pasado 365 dias más, como si solo se tratase de pasar una hoja en el calendario y no tantas como realmente hay. No puedo decir que haya sido el mejor año de mi vida, porque ese fue hace mucho; pero sí puedo decir que no me arrepiento de nada de lo que he hecho; ha sido un año en el que he aprendido muchas cosas, sobre todo de mí.

He aprendido que siempre van a haber cosas de mi que no me gustarán y no por eso no puedo amar las que sí me gustan; he aprendido que si hay gente capaz de amar, ¿porqué no puedo yo también hacerlo?; he aprendido que al principio voy yo y luego los demás; he aprendido a confiar en mí, a que si quiero algo lo conseguiré. 

Si realmente quieres y luchas por algo tendras tu recompensa.

He aprendido que si me caigo me tendré que levantar yo sola; he aprendido a no amargarme por gente que realmente no quiere permanecer en tu vida, a dejar ir a esa gente.

Con esto he llegado a la conclusión de que voy a seguir equivocandome, a seguir tropezando, a seguir riendo …..

Generosidad

​¿Has llegado a pensar en que si no te dan no van a recibir ? 

¿En que no quieres ser generoso sin que lo sean antes contigo? 

¿En que algunas  veces no quieres ser honesto?

Bueno pues para ser feliz sólo tienes que dar sin esperar nada a cambio, puedes dar sin recibir. 

Es raro que seamos sólo generosos cuando lo son con nosotros y que sólo de vez en cuando seamos honestos. 

A decir verdad, hay mucha gente que piensa así y que lo sigue y seguirá pensando pero ¿no deberíamos cambiar eso? Deberíamos hacer las cosas porque realmente queremos y no porque igual el otro no es tan generoso o luego no me va a regalar nada.

Darle una vuelta a todo esto que os he dicho y luego responded:

¿Merece la pena?