Más vale prevenir que curar 

Frase que he oído 1000 veces o más y que en algunos casos es más que adecuada. Viendo la “razón” que tiene, ya se ha vuelto parte de mi filosofía de vida, junto con otras míticas como “carpe diem” y “quien no arriesga no gana”.

El problema es que no siempre sirve. Yo creía que podía hacerme a la idea de todo antes de que pasase, es decir, preveer lo que iba a pasar y asumirlo para que cuando pase no duela tanto. Ilusa de mí.

No te puedes hacer a la idea de lo que puede doler algo hasta que te pasa, y aunque sea verdad que dando por hecho las cosas nos hacemos a la idea de lo que puede afectarnos, cada persona es un mundo y cada situación diferente. Nunca se está preparado para caer y a veces es inevitable.

Al menos a base de experiencia cada vez podemos imaginarnos las situaciones con más precisión y predecimos lo que va a pasar con más precisión. De los errores se aprende y de las caídas también. 

Otra parte positiva es que al vivirlo, puedes ayudar a los demás con más facilidad. No hay nadie que te vaya a ayudar mejor que una persona que ya ha vivido eso.

Así que, aunque caerse y luego tener que curarse sea inevitable, poquito a poco el dolor va siendo menor.

Quien no arriesga…

¿Os sabéis el dicho de “el que no arriesga no gana”? Bueno pues os quería hablar de eso. 

Una vez una amiga me dijo que intentase todo porque nunca iba a perder nada; que iba a perder mas si no lo intentaba. 

Por otro lado siempre tenemos ese miedo a perder algo que nos ha costado mucho encontrar o conseguir; y por ese miedo solo dejamos de lado lo que queremos y dejamos que pasen las cosas sin más, sin hacer nada. 

Cuando hacemos eso suelen ocurrir cosas que no queremos o que preferíamos que no hubiesen ocurrido.

Por otro lado, si nos arriesgamos podemos ganar mucho más de lo que podemos llegar a perder, pero eso ya es depende de ti. 

Algunas veces es solo cuestión de dejar a un lado la vergüenza y darlo todo por lo que verdaderamente quieres. ¡Solo es cuestion de lanzarse!

Solo ¿ que es eso?

Estar solo, y ahora me pregunto, ¿qué es eso? Algunos piensan que estar solo es lo mismo a no tener amigos. 

Otros piensan que estar solo puede ser porque no has quedado con nadie o simplemente porque te quieres despejar de todo.
Yo simplemente pienso que estar solo tiene muchos significados, es verdad, que puede ser porque no tenga amigos o simplemente que sea nuev@ y no le haya dado tiempo a encontrarlos. 

Por otro lado tenemos a los que les gusta estar solos y los que necesitan estar solos para pensar de sus cosas o simplemente para reflexionar. 

 

Cada uno puede pensar lo que quiera pero estar solo en un bar o dar una vuelta solo o simplemente no saber relacionarse con otras personas no significa que esas personas sean raras o que sean bichos raros. 

Solo son personas como todos a las que les cuesta o simplemente necesitan estar solas. 

Hay mucha gente que confunde estas cosas y es hora de comprender y evitar confusiones.

Una mirada a tu alrededor 

Tan solo con mirar a tu alrededor te puedes dar cuenta de cuanta variedad de personas hay dentro de una misma sociedad. Si te paras a pensarlo cada una de esas personas tiene su historia, historia que puede que nunca sepas, como la mayoría de las cosas en esta vida. Pero, obviamente, eso no es lo primero en lo que pensamos, no. Cada uno tendrá su vida, camino que ha ido creando paso a paso, algunos más largo, otros con más curvas, algunos con demasiados baches… pero eso no es lo que se ve a simple vista, y por lo tanto, como ya he dicho, no es lo que vamos a quedarnos a observar y a pensar al respecto.

A lo que me refiero es que lo que más se ve pero a la vez menos dice de una persona es su físico. Aunque la forma de vestir, maquillarse, peinarse o hasta de andar de una persona pueda llegar a decirnos algo sobre cómo es, no es ni una mísera parte.

Lo que más pena me da de todo esto es que muchas veces nos hemos limitado a juzgar, admirar, criticar… a la gente por su apariencia. Y me diréis que nunca habéis visto a alguien que es más maj@ con una persona por ser “guap@”. 

En fin, con todo esto quiero llegar a la conclusión de que ese físico en el que tanto nos fijamos sólo es fruto de la biología de cada uno, como ya demostró Darwin por un lado con el evolucionismo y Mendel por otro lado al explicar cómo funciona la genética. Pura ciencia. Mientras que, lo que de verdad deberíamos apreciar es eso que llevamos construyendo toda nuestra vida, gracias al camino que hemos recorrido: la personalidad.  Tengo miedo de que algún día en esta sociedad nos preocupemos demasiado por aparentar olvidándonos de algo tan simple como ser.

No quiero 

Yo no quiero que te vayas, pero tampoco voy a retener tu fuego para que nadie mas puedas conocer tu llama.Ni mojar tu pólvora para que no puedas prender con alguien. 

Ni llevarte de la mano, para que acabemos en ninguna parte.

No quiero eso, no quiero meterte en una jaula de la que no puedas salir si no abro yo la puerta.

Quiero que vueles y seas libre porque si es así y vuelas será que podrás empezar a buscarte y empezar el vuelo hacia uno mismo y encontrar el destino es lo mas importante. 

No quiero retenerte si tienes que marcharte.

En el caso de que conmigo sea cuando vueles quédate.

Algo que tu ya sabes

Vengo a decirte algo que tu ya sabes, el mundo no es alegría y color, es un lugar terrible y por muy duro que seas te va a tener sometido a golpes si no se lo impides. Ni tu ni yo ni nadie golpea mas fuerte que la vida.

Cuando eres pequeña, tienes fantasías de lo que quieres ser de mayor pero cuando te vas haciendo grande se van vaciando los cerebros porque esos fuegos artificiales en la cabeza ya sean apagado. 

Que los mayores tienen miedo a hacer el ridiculo porque piensan mas en los demás mas en vez de pensar en ellos mismos.

Hoy en día solo esta permitido ir a la hora a la oficina y parece que esta prohibido dejar de pensar.

 Sin embargo todos hemos sido niños todos hemos tenido sueños que sean convertido en tareas y responsabilidades que no te dejan ni respirar. 

Quiero decirte que la vida es un circulo con el destino escrito y que a pesar de que la vida sea esta tu se diferente se el que rompe las reglas y el que destaca porque los demás no son capaces de hacerlo.

Cambié 

No sé ni cómo, ni cuando, ni dónde pasó, pero sí el porqué, y por eso pasó, lo hice, lo conseguí: cambié. Recuerdo mi vida antes. La típica chica con muchos sueños y pocas esperanzas, con muchos complejos y pocas motivaciones, con mucha presión y poca libertad, con muchos miedos y poco coraje. Así era yo. Una chica que era feliz debido a que era muy infantil, hasta que le dio por empezar a pensar, hasta que chocó contra el mundo real.

Ahí es cuando cambié, cuando decidí que para ser del todo feliz no era suficiente con ignorar, tragarlo todo, y aguantar hasta explotar. Lo importante era superar y aprender.

Cambié por mí, y es lo mejor que he podido hacer.

La chica que era antes sigue en mí, si no ya no sería yo, hay muchas cosas que siguen presentes y que siguen doliendo, pero en menor grado. Pero ahora, me siento mejor conmigo misma, gracias a todo eso.